Teoria de la relatividad explicada

  • por

Teoría de la relatividad

La relatividad general fue publicada originalmente por Albert Einstein en el año 1915. Antes de la relatividad general, se creía que la gravedad es una «fuerza» que actúa entre objetos que tienen masa. Sin embargo, la teoría general de la relatividad de Einstein cambió esta visión de la gravedad. Según la relatividad general, nuestro Universo está formado por 3 dimensiones espaciales + 1 dimensión temporal. Juntas, estas dimensiones forman un continuo de 4 dimensiones conocido como el tejido espacio-tiempo. Los objetos que tienen masa producen una curvatura en el tejido espacio-tiempo. Esta curvatura del espacio-tiempo es la responsable de la gravedad.

Einstein publicó la teoría de la relatividad especial en el año 1905 (antes de la relatividad general). La relatividad especial se aplica a los objetos que se mueven a velocidades comparables a la de la luz. Hay que señalar que la relatividad especial no incluye la gravedad. Para incluir la gravedad, Einstein desarrolló su teoría general de la relatividad. Por lo tanto, la relatividad general puede considerarse una extensión de la relatividad especial.

Ecuación de la teoría de la relatividad

La teoría de la relatividad suele englobar dos teorías interrelacionadas de Albert Einstein: la relatividad especial y la relatividad general, propuestas y publicadas en 1905 y 1915, respectivamente[1] La relatividad especial se aplica a todos los fenómenos físicos en ausencia de gravedad. La relatividad general explica la ley de la gravitación y su relación con otras fuerzas de la naturaleza[2]. Se aplica al ámbito cosmológico y astrofísico, incluida la astronomía[3].

La teoría transformó la física teórica y la astronomía durante el siglo XX, sustituyendo a una teoría mecánica de 200 años de antigüedad creada principalmente por Isaac Newton[3][4][5]. Introdujo conceptos como el espaciotiempo como entidad unificada de espacio y tiempo, la relatividad de la simultaneidad, la dilatación cinemática y gravitatoria del tiempo y la contracción de la longitud. En el campo de la física, la relatividad mejoró la ciencia de las partículas elementales y sus interacciones fundamentales, además de inaugurar la era nuclear. Con la relatividad, la cosmología y la astrofísica predijeron fenómenos astronómicos extraordinarios como las estrellas de neutrones, los agujeros negros y las ondas gravitacionales[3][4][5].

Relatividad: el libro de teoría especial y general de albert einstein

Puede que hayas aprendido sobre la teoría de la relatividad -o al menos hayas visto E = mc2 garabateado en una pizarra en algún lugar-, pero nada es comparable a escuchar a Albert Einstein explicándola con sus propias palabras. En este vídeo histórico, podrá ver al físico teórico describir el concepto que le hizo famoso.

Publicada por primera vez en 1905, la teoría de la relatividad especial de Einstein tuvo un enorme impacto en el estudio del universo. Introdujo la famosa ecuación E = mc2, es decir, la energía es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado. En términos simplificados, la relatividad especial afirma que la masa y la energía son la misma cosa en diferentes formas, y que una puede convertirse en la otra -o viceversa- en las circunstancias adecuadas.

No hace falta ser un maestro de la física teórica para disfrutar del siguiente vídeo. Si sólo ha visto fotos de Einstein (con o sin la lengua fuera) o ha leído sus brillantes citas, este vídeo le ofrece una fascinante visión del hombre que está detrás de las famosas teorías. Sea cual sea su conocimiento del tema, oírle hablar es cautivador.

La teoría de einstein

Comienza con la primera ley del movimiento de Isaac Newton: Un objeto permanece en movimiento uniforme a menos que actúe sobre él una fuerza. Eso significa que si no siente ninguna fuerza se quedará quieto o se deslizará para siempre en línea recta a una velocidad constante.

Einstein había caído en una paradoja. Un objeto que no siente ninguna fuerza debería viajar a una velocidad constante. Pero algo que se acelera debido a la gravedad no siente ninguna fuerza. Einstein se dio cuenta de que si resolvía la paradoja, podría explicar los orígenes de la gravedad.

Einstein se dio cuenta de que las cosas masivas como la Tierra deforman el espacio-tiempo. Un objeto en caída libre sigue entonces la trayectoria más recta posible en el espaciotiempo. Así que -aunque esa trayectoria no nos parezca recta- el objeto no experimenta ninguna fuerza.