Como mantener la espalda recta

  • por
Como mantener la espalda recta

Betterback corrige la postura de la espalda

La rigidez de cuello no suele ser una condición médica grave, pero puede interferir con su estilo de vida de muchas maneras. Es una condición física que puede hacer que sea doloroso sentarse, trabajar, disfrutar de actividades recreativas, realizar actividades diarias y dormir bien por la noche. Para prevenir la tortícolis, suele bastar con cambiar la postura y evitar los comportamientos que fuerzan el cuello.

Las malas posturas son una causa común de dolor de espalda y cuello. Estar encorvado o mantener la columna vertebral curvada supone un esfuerzo excesivo para la columna vertebral, los músculos de soporte de la espalda y los órganos internos. La corrección de una mala postura comienza con la toma de conciencia y el esfuerzo por sentarse, estar de pie, caminar y dormir con una buena postura. El objetivo es convertir la buena postura en un hábito habitual.

Es habitual que las personas se sienten con la columna vertebral curvada, se desplacen sobre un escritorio al intentar leer documentos o pantallas de ordenador y caminen con la cabeza echada hacia delante o inclinada mientras miran hacia abajo. Éstas son sólo algunas de las actividades en las que es habitual encontrar una mala postura.

Es fácil minimizar el impacto de las malas posturas porque no se trata de una enfermedad o condición médica, per se. La verdad es que una mala postura altera gran parte del funcionamiento de todo el cuerpo, además de causar dolor de espalda y cuello.

Apoyo de mueller

La mayoría de nosotros sufrimos dolor de espalda en algún momento de nuestra vida. Puede deberse a una lesión relacionada con el deporte, un accidente o una afección congénita como la escoliosis. Pero la mayoría de las veces, el dolor de espalda superior o inferior se desarrolla en el curso de la vida cotidiana. Las actividades repetitivas en el trabajo o en casa, como sentarse frente al ordenador o levantar y transportar objetos, pueden producir tensión y agarrotamiento muscular que dan lugar a un dolor de espalda. Una solución para prevenir el dolor de espalda es mejorar la postura.

Además de mejorar la postura, también son importantes la forma física general y un peso saludable. Pero el acto sorprendentemente sencillo de prestar atención a la mejora de la postura puede llegar muy lejos.

La postura es la forma en que sostienes tu cuerpo mientras estás de pie, sentado o realizando tareas como levantar, agacharte, tirar o alcanzar. Si tu postura es buena, los huesos de la columna vertebral -las vértebras- están correctamente alineados.

Practica estos ejercicios de imagen y postura a lo largo del día. Puedes intentar encontrar un buen disparador que te ayude a recordar, como por ejemplo hacer uno o varios de ellos cuando te levantes de tu escritorio, o justo antes de las pausas programadas y del almuerzo. Pronto se convertirá en un hábito.

Corrector de postura cfr.

Una buena postura es algo más que mantenerse erguido para tener el mejor aspecto posible. Es una parte importante de su salud a largo plazo. Asegurarse de que mantiene su cuerpo de forma correcta, tanto si está en movimiento como si está quieto, puede evitar dolores, lesiones y otros problemas de salud.

La clave de una buena postura es la posición de la columna vertebral. La columna vertebral tiene tres curvas naturales: en el cuello, en la parte media de la espalda y en la parte baja. Una postura correcta debe mantener estas curvas, pero no aumentarlas. La cabeza debe estar por encima de los hombros, y la parte superior del hombro debe estar por encima de las caderas.

Soporte flexguard soporte f

Como ya se ha comentado, para corregir una mala postura es importante determinar dónde se necesita mejorar, como por ejemplo al sentarse en una silla de oficina. A continuación, los pacientes deben trabajar en el cambio de hábitos diarios para corregir esas áreas. Este esfuerzo mejorará el apoyo de la espalda y, con el tiempo, ayudará a disminuir el dolor de espalda. Requerirá cierto esfuerzo y perseverancia, y al principio parecerá un poco antinatural. Es típico sentirse incómodo, e incluso sentirse un poco más alto, pero con el tiempo la nueva postura parecerá natural y más cómoda.