Remedios caseros para las aftas bucales

  • por
Remedios caseros para las aftas bucales

Cómo aliviar el dolor de las úlceras bucales

Las úlceras bucales pueden aparecer en cualquier momento y a menudo sin motivo aparente. Aunque existen tratamientos de venta libre, los remedios caseros también pueden reducir el dolor y la irritación y favorecer la curación. He aquí algunas sugerencias sobre cómo deshacerse de las úlceras bucales de forma natural.

Un enjuague con agua salada puede ayudar a secar las úlceras bucales. Disuelva una cucharadita de sal común en media taza de agua tibia y haga girar la solución alrededor de la boca durante 15 a 30 segundos antes de escupirla. Puedes seguir enjuagándote con agua salada cada pocas horas si es necesario.

Las úlceras bucales pueden ser dolorosas, y se sabe que el aceite de clavo alivia el dolor de boca. Un estudio publicado en Contemporary Clinical Dentistry informa de que un gel dental a base de hierbas hecho principalmente de aceite de clavo controla con éxito el dolor cuando se aplica a la parte irritada de la boca. Puedes comprar una botella de aceite de clavo en tu farmacia local.

Las deficiencias de hierro, ácido fólico, vitamina B12 o zinc pueden provocar úlceras bucales. Tomar suplementos de zinc puede reducir la frecuencia de las úlceras bucales y reforzar el sistema inmunitario. Cuando tomes suplementos de zinc, sigue siempre las indicaciones del proveedor.

Cómo saber si la úlcera bucal se está curando

Antes de hablar de los remedios caseros para las úlceras bucales, debe saber a qué se enfrenta realmente. Básicamente, las úlceras bucales son, en general, llagas benignas que aparecen dentro de la boca o en la base de la encía; en algunas ocasiones, también pueden verse en las mejillas, los labios y la lengua. Suelen ser de color blanco, amarillo, rojo o incluso gris. Aunque las úlceras bucales no son mortales, pueden ser muy dolorosas. En algunos casos, puede haber múltiples úlceras, lo que duplica el dolor. Estas dolorosas lesiones pueden convertir el comer o masticar los alimentos en todo un calvario.

1. ¿Qué causa las úlceras bucales? 2. ¿Cuáles son los remedios caseros naturales para las úlceras bucales? 3. ¿Puede un cambio en los planes de alimentación prevenir las úlceras bucales? 4. ¿Cómo abordar la deficiencia de vitamina B para deshacerse de las úlceras bucales? 5. ¿Cómo vencer el estrés para deshacerse de las úlceras bucales? 6. Preguntas frecuentes: Algunos puntos básicos sobre la lucha contra las úlceras bucales¿Qué causa las úlceras bucales?

Las causas exactas no están muy claras, según los expertos. Los estudios demuestran que se pueden padecer úlceras bucales si existen antecedentes familiares. A grandes rasgos, estas úlceras aparecen cuando hay algún tipo de daño en el revestimiento interno de las mejillas; por ejemplo, puedes haberte mordido accidentalmente el revestimiento interno de la boca o puede haber un diente afilado que roce la piel y provoque úlceras bucales. Las prótesis dentales mal ajustadas y los empastes irregulares también pueden causar daños. Los cambios hormonales también pueden causar úlceras en la boca en algunos casos; según los expertos, las mujeres pueden quejarse de lesiones en la boca durante la menstruación. A veces, ciertas afecciones médicas también pueden provocar úlceras bucales: por ejemplo, las infecciones víricas o incluso la enfermedad celíaca, una afección en la que el sistema digestivo de una persona reacciona contra el gluten. Por encima de todo, las úlceras bucales pueden aparecer con frecuencia si nos damos un atracón de comida picante y aceitosa. La carencia de vitamina B12 también puede ser una verdadera causa de úlceras bucales.

Qué es la sustancia blanca de un afta

Las aftas son de pequeño tamaño, pero pueden llegar a ser muy dolorosas. Estas pequeñas úlceras aparecen en el interior de la boca y pueden hacer insoportables actividades cotidianas como comer o hablar. Suelen aparecer en cualquier momento y sin motivo aparente, pero las aftas suelen desaparecer por sí solas con el tiempo.

Las aftas tienen el aspecto de pequeñas úlceras de color blanco o amarillo que pueden aparecer en la lengua, las encías o el interior de las mejillas y los labios. Este tipo de aftas suele ir acompañado de una sensación de ardor u hormigueo en la úlcera y a su alrededor. El consumo de ciertos alimentos, como los cítricos y las frutas ácidas, puede aumentar el dolor o las molestias. A diferencia del herpes labial, las aftas no son contagiosas y sólo se desarrollan dentro de la boca.

Aceite de coco – Las investigaciones han demostrado que el aceite de coco tiene capacidades antimicrobianas. Esto significa que puede detener las bacterias en su camino y puede evitar que una llaga se infecte. También tiene propiedades antiinflamatorias que pueden reducir el enrojecimiento y el dolor.

Otra forma sencilla de prevenir futuras aftas es cepillarse los dientes con un cepillo de cerdas suaves después de las comidas. Los cepillos de dientes de cerdas duras pueden causar pequeños traumatismos en la boca que pasan desapercibidos hasta que aparece una afta.

Fotos de aftas

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Se desconoce la causa exacta de las aftas, pero los factores desencadenantes pueden ser el estrés y las pequeñas lesiones dentro de la boca. Además, algunos alimentos, como las frutas y verduras ácidas, o los medicamentos pueden provocar aftas o empeorar las existentes.

La solución salina (agua salada) y el bicarbonato sódico (bicarbonato de sodio) pueden ayudar a que las aftas se curen más rápido al reducir los niveles de ácido en la boca. Esto crea un entorno que dificulta el crecimiento de las bacterias, lo que puede ayudar al proceso de curación. Los enjuagues de agua salada también pueden favorecer la salud de las encías.

Nunca pongas sal directamente sobre una úlcera. En su lugar, prepara una solución de agua salada mezclando una cucharadita de sal en una taza de agua tibia. Haz buches o gárgaras con ella durante 30 segundos y luego escúpela. Aunque al principio puede escocer, los beneficios merecen la pena.