Red senderos gran canaria

  • por
Red senderos gran canaria

Rutas de senderismo en maspalomas

Las vacaciones de senderismo en Gran Canaria cambian las playas duras y los hoteles de gran altura por cañones volcánicos y costas esculpidas por las olas. Por el camino, podrá alojarse en algunos de los pueblos más bonitos de Canarias, donde podrá terminar el día con una reparadora copa de malvasía. Lea nuestra guía para saber qué rutas están hechas para el senderismo en Gran Canaria.

Llamando a todos los senderistas, observadores de volcanes y buscadores de paisajes, las vacaciones a pie en Gran Canaria le llevan a una isla con orígenes eruptivos. No se deje engañar por los pueblos que dormitan. Es posible que comience en la cima de Aguimes, donde las casas con persianas verdes se deslizan a lo largo de calles estrechas, o en Arucas, con su catedral. Pero los senderos que hay más allá son estimulantes, ya que se retuercen y giran a lo largo de las laderas de las montañas, los bosques de los acantilados y los profundos barrancos.

La mayoría de las vacaciones de senderismo en Gran Canaria se dirigen hacia el centro montañoso de la isla. En el Cañón de Guayadeque, caminará entre los ecos de antiguas erupciones de lava y las cuevas abandonadas de la Edad de Piedra. También podrá contemplar las paredes rocosas a rayas de la Fuente de los Azulejos y serpentear entre pinos, lavandas y jaras en el Bosque de Inagua. Tampoco podrá perderse el Roque Nublo, un imponente peñasco que fue un lugar sagrado para los guanches precoloniales.

Caminata en gran canaria

Caminar es uno de los movimientos más saludables y también una forma ideal de disfrutar plenamente de la naturaleza. Las Islas Canarias son perfectas para esta actividad. En Gran Canaria encontrará innumerables e interesantes senderos de diferente dificultad y longitud.

Los Marteles es una hermosa reserva natural en el interior de la isla de Gran Canaria, concretamente en Valsequillo. A través de los Marteles hay un sendero circular que alcanza un nivel de dificultad medio con una longitud de menos de 7,5 km. La naturaleza de esta reserva ha sido creada por las erupciones volcánicas en conjunción con las aguas subterráneas, lo que ha creado interesantes formaciones rocosas. También hay una fábrica de queso tradicional en esta zona.

Otra formación interesante, creada por explosiones de aguas subterráneas calientes, se llama Caldera Bandama. El diámetro de esta caldera alcanza los 1.000 m, la profundidad es de 216 m y la altura de 574 m. También en las cercanías se encuentra la Cueva de los Canarios. El sendero de 3 km pasa por el Cornical, donde se puede disfrutar de hermosas vistas, y continúa por las Casas de Fondo, las Cuevas de las Bodegas, la Charca del Culatón y la Cruz de las Tres Piedras. El nivel de dificultad de la ruta es medio con una pendiente del 18%.

Gr131 gran canaria

Caminar puede ser una de las mejores formas de disfrutar de la Naturaleza. Caminar por los senderos de las Islas Canarias es una de las mejores formas de disfrutar del paisaje, que está lleno de contrastes: bosques frondosos, llanuras volcánicas, acantilados o peñascos escarpados, dunas de arena y zonas como bosques húmedos. Rutas que llevan al senderista por un entorno único que cambia radicalmente en pocos kilómetros y que, en ocasiones, tiene bastantes desniveles.

El senderismo en Canarias es una experiencia que te lleva lejos, muy lejos, tanto física como mentalmente. Además, la mayoría de las rutas ofrecen la garantía y la tranquilidad de saber que han sido ideadas por profesionales, que están homologadas y señalizadas y que cuentan con los medios necesarios para senderistas de todos los niveles.

Paseos circulares gran canaria

Los amantes de la montaña y el senderismo aprovechan la excusa más ligera para volver a Gran Canaria. La culpa la tiene la isla, un lugar poco común con un millón de paisajes diferentes que esperan ser descubiertos.

Porque Gran Canaria no es sólo una isla llena de playas, sino un continente en miniatura con buen tiempo prácticamente todo el año. Un continente a pequeña escala en medio del mar, con una mezcla especial de ingredientes que atrae a los excursionistas.

Su intrincado relieve es el primero de esos ingredientes; seguido de una peculiar mezcla de palmerales y pinares, barrancos y caminos reales que serpentean por las montañas, dando lugar a un enorme rompecabezas de paisajes distintos, tan diferentes entre sí como los tipos de yogur de un supermercado.

Ellos son los que dan forma al extraordinario y hospitalario escenario humano que se abre a los caminantes que deciden sumergirse en la isla. Viven en rincones escondidos que surgen a cada paso, en pequeños pueblos y aldeas, negándose a llevar un reloj o a alterar su estilo de vida. Y tiene mucho sentido. ¿Por qué tener prisa en una isla así? Es mejor disfrutar de un lugar donde la naturaleza es amable y hace la vida sencilla.