Turisme delta de l ebre

  • por
Turisme delta de l ebre

Sant carles de la ràpitamunicipio en españa

El Parque Natural del Delta del Ebro tiene una superficie total de 7.736 ha. Comprende las llanuras de las 011es, el Canal Vell, el Garxal, la Alfacada, la Platjola, la Tancada y la Encanyissada, las islas de Buda, Sant Antoni y Sapinya, las penínsulas de la Punta de la Banya (los Alfacs) y del Fangar, los canales de Baltasar y los términos de Casablanca.

Su función principal es introducir los cambios en el peculiar mundo del Delta, especialmente en el funcionamiento de los aspectos naturales y humanos de su ecosistema. De esta manera, los diferentes elementos que el configuran son representaciones de los paisajes, de las actividades tradicionales y de la arquitectura del Delta.

Delta del ebro barco

Por este motivo, en 1983 la Generalitat de Cataluña lo declaró Parque Natural y, posteriormente, la UNESCO le otorgó la distinción de Reserva Natural de la Biosfera. También cuenta con el certificado de la Carta Europea de Turismo Sostenible -acreditación promovida por la Federación EUROPARC- y se sitúa entre los mejores destinos turísticos sostenibles del mundo.

Espacio que permanece abierto al público interesado en la observación de aves, conocer el cultivo ecológico del arroz y disfrutar mientras se descubre uno de los paisajes más característicos del Delta de l’Ebre.

Esta ruta te permitirá disfrutar de la laguna más grande de todo el Delta de l’Ebre, en una mañana de ciclismo y naturaleza en familia llena de diversión, acompañado en todo momento por uno de nuestros guías. Puedes llevar tu propia bicicleta o alquilar una en el punto de partida.

La Casa de Fusta es uno de los elementos más característicos del Delta de l’Ebre. Fue construida a finales de los años 20 por un grupo de cazadores que se sintieron atraídos por la variedad y la cantidad de aves que vivían en este espacio natural.

Mapa del delta del ebro

Los alojamientos de Cases del Delta (Barraca Vilbor y Casetes del Delta) están escondidos en la naturaleza. Rodeados de arrozales, cerca del río y de las playas y con multitud de caminos cercanos para recorrer el Delta del Ebro.. Este territorio está catalogado como Reserva de la Biosfera por sus cualidades naturales, por ser punto de llegada y alojamiento de miles de aves, pero también como ejemplo de cómo puede convivir un entorno natural con la actividad humana. En el delta hay inmensas playas donde pasear, también donde practicar deportes náuticos. El arroz, además de pintar el paisaje, es fuente de vida para las aves que viven en el delta y para los hombres que lo cultivan.

Cases del Delta está comprometida con su entorno y por eso nos hemos adherido a la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) de la federación europea Europarc, cuyo objetivo es promover el turismo como clave de la sostenibilidad en los espacios naturales protegidos de Europa.

Os invitamos a conocer el Parque Natural del Delta del Ebro y el resto de las Terres de l’Ebre desde los alojamientos de Cases del Delta. Nuestras casas se integran en el paisaje que las rodea y tienen una ubicación privilegiada que permite acceder fácilmente a todos los puntos de interés del delta. Disfruta de los paisajes, las actividades, la gastronomía de este territorio que esconde muchas sorpresas.

Casa nuri

A instancias de Deltebre, la Generalitat de Cataluña creó, mediante un decreto de 1983, el Parque Natural del Delta del Ebro, en el que cabe destacar que el delta del Ebro es el primer humedal de Cataluña con el que se hace hincapié a escala internacional, reconocido por los organismos más especializados. Ya en 1962 fue incluido en la clasificación de humedales de interés internacional elaborada por el Bureau MAR con la categoría A (prioritaria).

En el paisaje del delta las tierras son totalmente planas lo que le da un aspecto distintivo y único en Cataluña. En el interior encontramos los extensos arrozales, cambiantes con las estaciones (terrosos en invierno, inundados de agua hasta la primavera, verdes en verano). En la costa encontramos uno de los paisajes lacustres más atractivos del Mediterráneo, bordeado por grandes estanques de canyissars y jonqueres. En la periferia, soles cirialeres con salinas, marinas y juncos se enfrentan a las largas y desiertas playas de arena con dunas y muestras de vegetación, bien adaptadas en el centro.